Biemnesabe_Temporada1

En 2020 muchas cosas han cambiado

y los retos cada vez son mayores. Los nuestros, por ejemplo, pasan por el placer de hacer crecer el destino del Occidente antioqueño, como un eje gastronómico fundamental del departamento. Ahora, desde la virtualidad, impulsamos la Primera Temporada Gastronómica Bienmesabe, una oportunidad para que más de 50 establecimientos de cinco municipios de la región, den a conocer lo mejor de #ElSaborDeMiTierra.

Conferencias

Demostraciones gastronómicas

platos tradicionales

mUNICIPIOS BIENMESABE

La Ciudad Madre fundamenta su economía en la agricultura y dentro de sus productos destacan café, maíz y fríjol; además, otro de sus renglones fundamentales es el turismo y dentro de este, la gastronomía, con preparaciones como el tamalito, la mazamorra pilada, las arepas en callana, el tamarindo y los dulces.

La gastronomía de San Jerónimo es tradicional, local y nacional. San Jerónimo ofrece entre otros platos a la afamada “Morcilla”. Además, posee una gran cantidad de preparados de frutas de varias clases, propias de la rica región.

La conocida “Tierra de las frutas”, es el tercer componente de la llamada Ruta del Sol, junto a Santa Fe de Antioquia y a san Jerónimo. Por su ubicación geográfica, es una zona apta para el ecoturismo y dentro de su gastronomía, a más de las preparaciones frutales, también se destacan los asados y los típicos antioqueños.

El “Paraíso para propios y visitantes” posee una fama bien ganada regionalmente por sus preparaciones, oferta gastronómica y el creciente interés en su territorio por los deportes de aventura y el turismo en este mismo aspecto. Además, dentro de su sustento agrícola, Cañasgordas se destaca por la producción de café, murrapo, cacao y caña; igualmente con un creciente auge por la piscicultura.

Por ser Buriticá uno de los municipios más antiguos del departamento, cuenta con una gran riqueza ecológica, arquitectónica e histórica. Su economía está fundamentada en los cultivos de café, maíz, fríjol, caña y en menor escala en la ganadería. Además, las explotaciones auríferas han sido tradicionales desde la época de la Conquista en la producción económica de este municipio.